Veracruz | Tuxtepec | Baja California | Yucatán | Puebla | Sinaloa | Aguascalientes | Villahermosa Twitter xeunoticias xeunoticias  Facebook xeunoticias Facebook  Youtube xeunoticias Youtube
 
Noticias en imágenes
Sociedad en imágenes
Podcast
Blogs
Blogs
lunes 19 de noviembre del 2018 5:48 PM, Veracruz, México.
escucha en vivo xeu
 
Portada / Últimos Blogs / Post
Construyendo estudiantes resilientes: Cómo salir de tu propio camino

 5 nov 2018
Por: Roberto Matosas

Hace ocho años, los investigadores comenzaron a descubrir que los niños de hoy día adquieren más alergias que los niños en las generaciones pasadas. Por ejemplo, nadie tenía idea de por qué las "alergias al maní" están aumentando en nuestros días, ya que muchos padres y escuelas están protegiendo a los niños de la exposición al maní. Mientras estuvieron en la mitad de la década de 1990, se han disparado desde ese momento hasta hoy, según un estudio publicado en WebMD en 2010.

La mayoría de los padres hoy saben que los niños son vulnerables y deben estar protegidos contra la exposición a ciertas bacterias o sustancias nocivas. Es interesante notar, sin embargo, que el mismo estudio reveló lo que probablemente era la causa de la alergia. Los investigadores reclutaron a 640 padres de bebés que tenían un alto riesgo de desarrollar alergias al maní y descubrieron que los niños que estaban protegidos del maní  tenían más probabilidades de desarrollar una alergia al maní. Aproximadamente uno de cada seis tuvo problemas, en comparación con solo el 3 por ciento en los niños que estuvieron expuestos al maní.

¿Captaste eso?

¿Podría ser solo porque hemos esterilizado sus ambientes? La psicóloga del desarrollo Alison Gopnik explica la hipótesis:

"Gracias a la higiene, los antibióticos y el poco juego al aire libre, los niños no se exponen a los microbios como alguna vez lo hicieron. Estas pueden no ser alergias causantes de amenazas. De la misma manera, al proteger a los niños de todos los riesgos posibles, es posible que algún día tengan que dominar con "miedo exagerado situaciones que no son riesgosas en absoluto y aislarlas de las habilidades adultas que un día tienen que dominar".

Esta es una imagen de un principio

Lo creas o no, los niños son naturalmente anti-frágiles. Observa a un niño aprender a caminar; caen docenas de veces y a la mayoría de ellos no les afecta en lo más mínimo; simplemente vuelven a levantarse. Es un retrato del espíritu humano. Con el tiempo, nuestra presentación intuitiva de compasión (que todos necesitamos) está exagerada. Comenzamos a comunicar que son desafortunados; han tenido un duro descanso y merecen una atención especial; necesitan beneficios especiales de nosotros. Y eso puede ser cierto. Todos los niños necesitan un adulto cariñoso que los apoye en tiempos difíciles. Sin embargo, podemos comunicar el mensaje equivocado en esos momentos si ese es nuestro mensaje singular.

La empatía es esencial, pero está incompleta.

Cuando sus hijos (o estudiantes) encuentren adversidad, sentirán dolor. Dependiendo de su temperamento, les afectará de manera diferente. En este punto, buscan señales de sus líderes adultos: maestros, padres, entrenadores y empleadores. Las señales que les damos pueden hacer o deshacer el desarrollo de la capacidad de recuperación en ellos. Todos hemos visto a niños pequeños golpearse o caer al suelo y mirar a los padres. Si se ven luchando frenética y emocionalmente en su ayuda, es probable que estallen en lágrimas. Cuando responden con calma, generalmente comienzan a construir un espíritu resistente.

Recuerdo haber tenido dos accidentes de bicicleta importantes cuando era niño. La primera vez que caí de mi bicicleta estaba en la escuela primaria. Me dolió y en respuesta, mi madre me cuidó mucho, me curó las heridas y me dio chocolate caliente. Pero recordé que ella dijo: "Qué bien que lo estás haciendo a Elmore". "Volveremos e intentaremos nuevamente en nuestra familia". No nos rendimos. Recuerdo que busqué un momento y de repente adquirí determinación. Era como si me diera una nueva perspectiva.

Empatía más creencia

Lo esencial es que ambos respondamos con EMPATÍA y CREENCIA. Estas dos cualidades enviarán un mensaje perfecto y pueden indicar su respuesta. Cuánto más jóvenes son, más buscan y casi siempre siguen su ejemplo. Todo depende de cómo respondemos a ellos cuando se enfrentan a la adversidad. Si es solo compasión y "sentimiento" podemos fomentar una emoción, sin voluntad. Si es compasión con creencia queremos ser más robustos. Podemos cultivar la determinación en ellos a lo largo del tiempo.

  •   La parte emocional de su cerebro necesita empatía de nosotros.
  •   La parte volitiva de su cerebro necesita la creencia de nosotros.

Mi punto es recordarte el poder de tu narrativa personal. Mientras miramos hacia atrás y esbozamos una sonrisa, todos sabemos que muchas veces lo que creemos sobre alguien afectará completamente la manera de reaccionar. 

Los autores Jonathan Haidt y Greg Lukianoff lo expresaron de esta manera: "No estamos diciendo que el problema al que se enfrentan los estudiantes, y en general los jóvenes, son menores. Estamos diciendo que lo que la gente elige hacer en sus cabezas determinará cómo los problemas reales les afectan”. 

Fuente:Tim Elmore, 31 de octubre de 2018 

 



17:38 Espera Canaco cerrar el Buen Fin con una derrama de más de 200 mdp
17:32 Pacquiao defenderá su cincutón Welter en enero
17:23 Asume Marko Cortés dirigencia nacional del PAN
17:22 'Tuca' insiste en quitar la regla del menor
17:17 Presentan nueva imagen institucional para la Ciudad de México
17:16 Se registra sismo de 4.9 con epicentro Baja California
17:10 No acepté el cargo por lealtad a Tigres: Ricardo Ferretti
17:06 Regreso de NFL a México se debe a intervención de AMLO: Luis Videgaray
16:46 A favor de modificar ley para que Paco Ignacio Taibo II dirija el FCE: Martí Batres
16:34 Se registra incendio en domicilio de Iztapalapa, CDMX
16:20 UEFA revela detalles del sorteo para Eurocopa 2020
16:16 'Canelo' quiere su tercer título mundial