NOTICIAS EN:
  Veracruz   |   Yucatán   |   Sinaloa   |   Aguascalientes   |   Villahermosa  
Twitter xeunoticias Twitter   Facebook xeunoticias Facebook   Youtube xeunoticias Youtube   Instagram xeunoticias Instagram
 
Noticias en imágenes
Sociedad en imágenes
Podcast
Opinión
Videos
Coronavirus
Directorio Comercial
Opinión
viernes 28 de enero del 2022 5:20 AM, Veracruz, México.
 
Portada / Opinión / Post
Banxico y devaluación, bajaron déficit en 2017

 12 feb 2018
Por: Luis Pazos

  Gobierno federal presume que en 2017 obtuvo un superávit primario, es decir, sin considerar el pago de la deuda, equivalente al 1.4% del PIB, lo que parece positivo y concuerda con el mínimo considerado necesario para frenar crecimiento del déficit y la deuda por calificadoras internacionales. Ese “logro” aparenta un reordenamiento de las finanzas públicas que permitió una disminución del déficit público al 1.1% del PIB, lo cual a primera vista es una buena noticia.

  Lo preocupante es que esa corrección no se basa en una reducción de los desequilibrios entre los gastos y los ingresos en las finanzas públicas, sino en la utilización de los remanentes de operación del Banco de México para disminuir los desequilibrios económicos del sector público federal. Esos remanentes o ganancias se generaron básicamente por la devaluación del peso. Las reservas de BANXICO, su principal activo, 172.4 mil millones de dólares a finales del 2017, aumentaron si las contabilizamos en pesos en aproximadamente un 50% en los primeros 5 años del actual gobierno.  Con esos remanentes o ganancias, gracias a la devaluación del peso, el gobierno de EPN financió parte de su gasto y deuda excesiva.

  Sin contabilizar los recursos tomados de BANXICO, que no son generados por el sector público federal y representan el 1.5% del PIB, no hay superávit primario y el déficit en sentido amplio (RFSP), que presumen se redujo por primera vez en 10 años en 2017, sería de más del doble que el anunciado (2.6%).

  Las cifras “alegres” sobre las correcciones de las finanzas públicas no provienen de un cambio estructural hacia un equilibrio entre gastos e ingresos, que cayeron en 3.7% en 2017, sino de la utilización de las ganancias de Banxico por la devaluación del peso.

  Las reservas y remanentes de BANXICO fueron claves para presentar un superávit primario y un menor déficit, y no la prudencia, austeridad o correcciones en el gasto del gobierno federal. Paradójicamente, gracias a la devaluación del peso, provocada por las irresponsables políticas de gasto y déficit del gobierno, el mismo gobierno pudo presentar reducciones transitorias en su déficit y gasto excesivo. Esos logros virtuales, más que reales, son difícilmente sustentables para después de las elecciones del 2018 y en el 2019.

 

Twitter: @luispazos1

Mail: lpazos@prodigy.net.mx

Profesor de Economía Política

 

 

 

 

 



1:56 El mundo artístico reacciona ante el fallecimiento de Diego Verdaguer
0:42 ¡Fallece el cantante Diego Verdaguer!
0:22 Detecta INE detecta inconsistencias en firmas para revocación de mandato
0:08 Más de 2,000 personas buscan demandar a Gatell por manejo de pandemia: abogado
23:50 Detiene a presunto implicado en asesinato de empleado de hotel en Ciudad de Carmen
23:46 Veracruz puerto registra 177 contagios COVID-19 en un solo día; van 26,500 acumulados
23:30 Civiles atacan a balazos a elementos de SSP de Veracruz
23:26 Gutiérrez Müller y Marcelo Ebrard rechazan subasta de piezas arqueológicas en París
23:02 Al menos 7 muertos deja ataque armado a cantina clandestina
22:46 Nadie planteó cambiar a Monreal como coordinador de Morena: senador
22:13 EU reitera compromiso en combate a tráfico de armas hacia México
22:02 Mujer prostituía a su hija y la obligaba a verla tener relaciones con el 'cliente'