Veracruz | Yucatán | Sinaloa | Aguascalientes | Villahermosa Twitter xeunoticias xeunoticias  Facebook xeunoticias Facebook  Youtube xeunoticias Youtube
 
Noticias en imágenes
Sociedad en imágenes
Podcast
Opinión
Opinión
domingo 17 de noviembre del 2019 3:49 PM, Veracruz, México.
escucha en vivo xeu
 
Portada / Opinión / Post
Mi hijo adolescente ya no desea estudiar

 13 sep 2019
Por: Alejandra Meza

Son muchos los niños a los que durante su infancia se les puede calificar como buenos estudiantes, y que cuando llegan a la adolescencia comienzan a mostrar signos de bajo rendimiento escolar: bajas calificaciones, descenso de la motivación, falta de interés por la escuela…

En general, la adolescencia es una etapa de muchos cambios, físicos y psicológicos, y ésto se traduce también en cambios en el rendimiento académico, que en la mayoría de los casos suele ser un “bache” temporal.

Con la pubertad se pone en marcha un complejo proceso neurohormonal que afecta a todo el organismo, y que en resumen se caracteriza por:

Incremento de la impulsividad.

Descenso del umbral de goce (desinterés por lo que antes sí interesaba e interés por todo aquello novedoso, excitante e incluso peligroso).

Atracción por las nuevas relaciones que se establecen con los “iguales”.

Por otra parte, el adolescente comienza a desarrollar su capacidad reflexiva y se desarrollan las habilidades metacognitivas, pero ambas “chocan” con la impulsividad propia de estas edades, necesitando una mayor fuerza de autocontrol para mantener “a raya” sus impulsos.

¿Qué Pueden Hacer los Padres ante esta Situación?

#1 Hablar, hablar y escuchar

Aunque a veces resulta difícil hablar con un adolescente, hay que mantener la calma, desarrollar la capacidad de escucha y no dejarse llevar por la ansiedad, el enfado o el miedo. Establecer un buen cauce de comunicación con los hijos es la base para tratar de resolver juntos los problemas.

#2 Averiguar qué es lo que pasa

Si existen problemas físicos que puedan estar afectando al rendimiento: fatiga, problemas de alimentación, trastornos del aprendizaje no detectados hasta el momento…, o problemas de interacción social: acoso de otros compañeros, conflictos con el profesor, excesiva “presión académica”… Para ello hablar con los profesores y/o orientadores del centro puede ser de gran ayuda.

#3 Interesarse por los gustos y aficiones de los hijos.

Si les gusta la música, el baile, algún deporte…,permitir que tenga un tiempo y espacio para desarrollar sus aficiones, controlando también que se mantenga el compromiso de cumplir con las obligaciones escolares.

#4 Más flexibilidad y menos autoridad.

La disciplina no está reñida con el afecto ni con el diálogo. Una actitud empática y flexible favorecerá siempre el diálogo y la búsqueda de soluciones pactadas.

#5 Hablar sobre su “plan de vida”.

Conversar acerca de su vocación, de sus planes de futuro y buscar información al respecto. Plantearse unos objetivos a medio y largo plazo que le ayuden a reflexionar acerca de los pasos a seguir y apoyarles para poder alcanzarlos.

En el proceso de búsqueda de la identidad típico de la adolescencia, también se incluye el saber “qué quiero hacer”, y tener momentos de duda y desconcierto es un proceso normal en esta etapa.

En definitiva, escucharles, respetarles y guiarles para buscar soluciones ante un problema concreto es la mejor manera de acompañarles en un momento de cambio e incertidumbre tan inevitable como pasajero.

QUE HAGO SI MI HIJO NO PUEDE ESTUDIAR?

Para ayudar a los hijos a ser buenos estudiantes, los padres tienen que plantearse cuáles son los principales problemas y retos a los que sus hijos se van a enfrentar dentro de la escuela y ayudarles a buscar soluciones conjuntas, entre ese famoso triángulo de padres, alumnos y maestros. A continuación 8 consejos para conseguir este objetivo:

Acostumbrar a tus hijos a realizar simulaciones de examen de lo que hayan estudiado. Esta costumbre les dará una gran ventaja cuando se enfrente a exámenes reales y les ayudará a mejorar sus resultados.

Animar a tus hijos a preguntar en clase. Enseñarles que la buena comunicación con los maestros, es uno de los pilares del éxito escolar.

Fomentar la curiosidad en tus hijos para que se interesen en el aprendizaje y quieran aprender por sí mismos y explorar temas de su interés.

Ayudar a tus hijos a realizar un calendario de estudio general y otro particular para cada asignatura, dedicando tiempos de acuerdo con las dificultades previstas o reales. De esta manera, será más fácil organizarse y alcanzar los resultados deseados.

Educar a tus hijos a estar seguros de sí mismos y a ser optimistas antes, durante y después de los exámenes.

Enseñar a tus hijos a realizar evaluaciones personales y a medir su progreso regularmente en cada una de las asignaturas.

Felicitar y seguir animando después de cada esfuerzo y pequeño éxito, para que tus hijos puedan valorar el esfuerzo realizado y aumentar su autoestima, siempre con sencillez y sin fanfarronería.

Conversar regularmente con los profesores y ayudar a tus hijos a desarrollar técnicas de estudio y de aprendizaje que les ayuden en sus estudios.

 

 

 



15:37 Hay delitos de lesa humanidad en Bolivia: Evo Morales
15:32 F1: El percance entre Vettel y Leclerc en Gran Premio de Brasil
15:28 Zacatepec sorprende a Leones Negros y es semifinalista en Ascenso MX
15:28 Javier Sicilia exige cambio en estrategia de seguridad, marchará a Palacio Nacional
15:25 Francia derrota a Holanda y es tercero en Mundial Sub 17 Brasil 2019
15:22 Inglaterra reafirma su pase a la Euro 2020 goleando a Kosovo
15:17 México suma 13 campeonas mundiales de boxeo
15:14 Manager Juan Castro cierra con broche de oro y se incorporará a Filis
15:13 Reforma al INE sería un atentado para la democracia: Coparmex
14:25 Marysol Sosa y Laura Núñez desmienten maltrato a José José
14:15 Estado de emergencia por brote mortal de sarampión
14:10 Esta semana primer cómputo para candidatos a reyes del Carnaval de Veracruz: Comité Organizador