NOTICIAS EN:
  Veracruz   |   Yucatán   |   Sinaloa   |   Aguascalientes   |   Villahermosa  
Twitter xeunoticias Twitter   Facebook xeunoticias Facebook   Youtube xeunoticias Youtube   Instagram xeunoticias Instagram
 
Noticias en imágenes
Sociedad en imágenes
Podcast
Opinión
Videos
Coronavirus
Directorio Comercial
Opinión
sábado 17 de abril del 2021 12:47 PM, Veracruz, México.
 
Portada / Opinión / Post
Pandemias, una amenaza a la Seguridad Nacional

 25 mar 2020
Por: Iván Montiel

Perfil del Autor

Iván Montiel

Semblanza
Asesor en Inteligencia Digital / Analista de Seguridad Nacional  ...

+ Lee más de su perfil


Opiniones Anteriores

Las pandemias afectan la Seguridad Nacional e Internacional; y en México hemos pasado del antagonismo a la amenaza.

Normalmente este tipo de fenómenos es coordinado a nivel global entre la Organización Mundial de la Salud y el Ejecutivo de las naciones; en nuestro caso el escenario y liderazgo ante el COVID-19, ha sido delegado a la Secretaría de Salud.

Situación que ha causado malestar social, no solo por la posición de nuestro presidente ante la pandemia, sino que se viene acumulando incertidumbre desde el manejo de los temas de equidad de género, los feminicidios, el crimen organizado y una genuina preocupación en la esfera empresarial por el manejo de la política económica.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador, presentó el tan esperado plan contra el coronavirus, y de forma oficial el Subsecretario Hugo López Gatell, anunció la Fase 2 de la epidemia en México. Ante este escenario, existen algunas preocupantes interrogantes.

A pesar de que, el Plan Marina, de la Secretaría de Marina Armada de México y el Plan DNIII de la Secretaría de la Defensa Nacional, están diseñados para reaccionar a consecuencias y no para acciones preventivas, nuestras Fuerzas Armadas sacarán la casta por el pueblo; su participación es fundamental, ya sea en prevención o en reacción.

Lo ideal hubiera sido que desde hace 2 meses, el Ejecutivo, en coordinación con la Secretaría de Salud y el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, diseñara un Plan Preventivo de Emergencia Sanitaria. Claro está, siempre aprovechando la coadyuvancia con las Fuerzas Armadas, su poder logístico, de movilización, su precisión, disciplina y espíritu de cuerpo. Además de sumar los vectores presupuestarios, legislativos, sociales, etc; eso hubiera ganado tiempo.

A estas alturas, disponer de la dañada estructura de salud nacional, ponerla en manos de planes de reacción, sin personal suficiente, con equipo médico, y recursos tecnológicos limitados, sin abasto de medicamentos y con escasez de enseres básicos de atención sanitaria, puede causar un grave golpe a la estabilidad de la nación. El sistema de Sanidad Naval y Militar no es la excepción, al igual que el de salud pública se encuentran mermados.

Para México son buenas noticias contar con la entrega de nuestras Fuerzas Armadas; sin embargo, su voluntad y compromiso, debe ser acompañado por un presupuesto preventivo, si es que queremos contar con su capacidad y eficiencia.

Lo mismo sucede en el sector público de sanidad, estoy seguro que todos los profesionales y actores del sistema de salud, pondrán lo que está en sus manos para combatir esta pandemia, lo menos que podemos hacer es dotarlos de los recursos necesarios, implementar estrategias que sumen camas, transformar hoteles, escuelas, buques de guerra, playas y cuarteles en espacios para atención, respiradores y demás recursos.

Quizá no sea suficiente con lo que se dispone en estos momentos. Esta volátil coyuntura alimenta la psique colectiva con sentimientos de vulnerabilidad y desconfianza, variables que en combinación producen miedo y pánico; lo que lleva a la sociedad a cometer actos que exponen su salud y la integridad de la vida nacional. Con medidas asertivas y preventivas evitaremos el pánico de masas, aunque parezcan exageradas; es preferible un gobierno proactivo a uno meramente reactivo.

El país requiere certeza para enfrentar la pandemia y la crisis económica que se avecina. No confundamos, el riesgo existe, el virus es real, es cierto que el índice de mortalidad es muy bajo, pero no estamos exentos a contagiar a la población más vulnerable o a correr el riesgo de enfrentar la enfermedad ante un sistema de salud rebasado.

Sin pánico, pero conscientes de nuestra responsabilidad ciudadana, evitemos abarrotar los centros de salud, no acaparemos insumos comerciales, demos prioridad a los casos más graves y reportémonos si presentamos signos de contagio; es lo más responsable que podemos hacer.

 Y sobre todo, a pesar del discurso público, extrememos precauciones, velemos por la integridad de nuestro entorno y nuestras familias; cuidar de nuestros intereses individuales es procurar nuestras aspiraciones nacionales, mismos que fortalecerán la proyección de la conciencia nacional. Porque velar por la seguridad de la nación es un tema que nos concierne a todos.

 

Asesor en Inteligencia Digital / Analista en Seguridad Nacional. 
Twitter: @IvanStudio

 

 



12:41 Detienen a sujeto por ataque a brigada de vacunación contra COVID-19 en Michoacán
12:33 Twitter presenta servicio intermitente por problemas con los servidores
12:20 Somos auxiliares de Tránsito y sí podemos multar en área de parquímetros: Zeus
12:07 Alertan por rutinas de belleza peligrosas que están de moda en TikTok
11:49 Hans Dieter Flick se va del Bayern
11:45 Sabemos sufrir para ganar: Zidane
11:35 Muertes por COVID-19 rebasan los 3 millones a nivel mundial
11:30 Se agarran a golpes entre aficionados de Atlas y Mazatlán (VIDEO)
11:01 'Ahora sí vimos que nos pusieran la vacuna', afirman adultos mayores
10:57 Mendy no juega con el Madrid por lesión
10:56 Le roban más de 400 mil pesos tras salir del banco en Costa Verde
10:44 Sepultan cuerpo del príncipe Felipe en la Bóveda Real