NOTICIAS EN:
  Veracruz   |   Yucatán   |   Sinaloa   |   Aguascalientes   |   Villahermosa  
Twitter xeunoticias Twitter   Facebook xeunoticias Facebook   Youtube xeunoticias Youtube   Instagram xeunoticias Instagram
 
Noticias en imágenes
Sociedad en imágenes
Podcast
Opinión
Videos
Coronavirus
Directorio Comercial
Opinión
miércoles 8 de diciembre del 2021 4:33 AM, Veracruz, México.
 
Portada / Opinión / Post
La sobrerrepresentación

 23 abr 2021
Por: Juan José Rodríguez Prats

Perfil del Autor

Juan José Rodríguez Prats

Semblanza
Juan José Rodríguez Prats es un abogado y político mexicano, miembro e ideólogo del Partido Acción ...

+ Lee más de su perfil


Opiniones Anteriores

La pieza más compleja de una democracia es su asamblea parlamentaria. Lo anterior se complementa con otro enunciado básico: el concepto de representación la hizo funcional. Me explico.

Grecia fue la cuna de la deliberación política. Sin embargo, al estudiar la historia de todos los pueblos, siempre se encuentran mecanismos de participación para discutir asuntos de las comunidades que trascienden lo individual. Digamos que la democracia es connatural a la condición humana. Paradójicamente, también lo es la monarquía, pues siempre ha habido personajes que se sienten con los atributos para mandar sin permitir resistencia alguna a sus designios. Digamos que son dos fuerzas en permanente confrontación desde que inició la vida sedentaria del hombre.

 Ante la imposibilidad de toda la ciudadanía de reunirse en un recinto para dialogar, surgió el representante popular. Quien le dio sustento teórico fue Juan Jacobo Rousseau. Kant afirmaba que su teoría de la voluntad general en las ciencias sociales era similar al descubrimiento de cómo hacer el fuego en las ciencias naturales. De lo dicho se infiere que, por la necesidad de entrar en razón para conducir a los pueblos, existe un proceso de esclarecimiento de los hechos y la confrontación con teorías que fueron lentamente elaboradas. Esas dos son tareas necesarias para asumir las mejores decisiones en beneficio de todos, con las consecuentes denuncias de desviaciones y el correspondiente proceso para fincar responsabilidades a quienes hayan incurrido en conductas punibles.

Con estas ideas preliminares, se puede afirmar que el nivel de democracia se califica por la calidad de sus órganos colegiados para analizar, con el mayor sustento ético político, los asuntos a su cargo.

México ha tenido un tortuoso camino para consolidar sus instituciones. Su Poder Legislativo apenas registra algunos destellos en su opaco desempeño. Una de las causas ha sido un partido que, por ser hegemónico, impone sus propuestas. Habrá que decir que, en su última etapa, el anterior sistema autoritario (1917-1997) cuidaba las formas, debatía y sensibilizaba a la opinión pública. Hoy, sin embargo, estamos viendo la forma más primitiva de ejercer el poder. Se intenta consolidar el mando de un solo hombre que nos recuerda los más trágicos momentos de nuestra historia.

Nuestra transición democrática ha deambulado de la cláusula de la gobernabilidad a los límites de la sobrerrepresentación en la búsqueda de un equilibrio entre la legitimidad y la posibilidad de alcanzarla para el necesario consenso. Ambas son medidas perentorias ante las amenazas de retroceso. Precisamente ahí radica el gran acierto del Instituto Nacional Electoral y su Consejo al interpretar el artículo 54 de nuestra Constitución y que, hasta el momento en que escribo este artículo, se conserva en manos del Tribunal Electoral para la decisión final.

En la cultura política del mexicano un mal echó raíces: buscarle siempre una rendija a la ley para violarla. Hacemos leyes aspiracionales y basta promulgarlas para que se diseñen mecanismos que permitan su incumplimiento. Eso sucedió hace tres años con maniobras ostentosamente burdas para concederle al partido en el poder una manada dócil (no puedo denominarla de otra manera), para obedecer órdenes, prostituyendo el más delicado de los procesos democráticos, el de hacer leyes.

Los mexicanos amanecemos todos los días con amenazas. Apostamos a que no se van a atrever a cumplirlas y resulta que sí lo hacen. Tal vez por eso la gran demanda es muy elemental: el retorno a la normalidad, que, aunque sea mínimamente, se aproxime a la normatividad, eso está en juego ahora y, sobre todo, el próximo seis de junio. Ojalá así se perciba.

 



0:06 Detienen a 3 por explosión en toma de gas en Puebla
23:57 Nayarit, primer estado en federalizar los servicios de salud: AMLO
23:40 Titular de Conacyt promete diálogo presencial con Asamblea Estudiantil del CIDE
23:20 América se llevará al '10' de Santos Laguna
23:16 Charly López niega haber abusado de Ingrid Coronado durante su matrimonio
23:05 Medicamento para la impotencia podría reducir en 69% riesgo de Alzheimer, según un estudio
22:58 Xavi se ilusiona con triunfo del Barcelona ante el Bayern
22:52 Aprueban dictamen sobre prohibición de corridas de toros, pero lo "congelan"
22:39 'Tata' Martino llena de elogios a Marcelo Flores
22:26 Bill Gates aconseja a AMLO invertir más en educación, no en petróleo
22:20 Fidel Martínez deja a Xolos y llega a Querétaro
22:01 Localizan cuerpo de paramédico desaparecido en Veracruz