NOTICIAS EN:
  Veracruz   |   Yucatán   |   Sinaloa   |   Aguascalientes   |   Villahermosa  
Twitter xeunoticias Twitter   Facebook xeunoticias Facebook   Youtube xeunoticias Youtube   Instagram xeunoticias Instagram
 
Noticias en imágenes
Sociedad en imágenes
Podcast
Opinión
Videos
Coronavirus
Directorio Comercial
Opinión
viernes 23 de julio del 2021 5:34 PM, Veracruz, México.
 
Portada / Opinión / Post
La política de los gestos

 2 may 2021
Por: Rodrigo Chillitupa Tantas

El clima de la segunda vuelta en Perú se agita. Los dos candidatos, el sindicalista Pedro Castillo y la ex congresista Keiko Fujimori, se han comenzado a lanzar acusaciones y retos que ha provocado un mayor interés de la ciudadanía. Ahora bien, más allá de estos dimes y diretes, lo mostrado por ambos aspirantes a la presidencia ha sido, digamos, muy pobre. Tanto en los gestos como en las propuestas.

En el caso de Castillo, quien lidera las encuestas con una ventaja entre 10 a 15 puntos, no ha realizado mayores cambios en su discurso. El radicalismo sigue siendo su marca personal. No ha tratado de acercarse al centro para captar más votos. Insiste en que haya más Estado, pero se contradice al proponer la desactivación de varias instituciones fundamentales como el Tribunal Constitucional y la Defensoría del Pueblo.

A esto se añade que no tiene un plan de gobierno. Si una persona del extranjero entra a la página oficial de la autoridad electoral (Jurado Nacional de Elecciones) se encontrará con una gran sorpresa: Castillo no aparece por ningún lado en el documento que sería la guía de un hipotético gobierno suyo. Por el contrario, quien sí está es el secretario general y dueño de Perú Libre -plataforma por la que postula Castillo- Vladimir Cerrón, exgobernador regional con una sentencia por corrupción.

En ese plan de gobierno -definido ideológicamente como marxista, leninista, maoísta y mariateguista- hay propuestas muy inviables como destinar el 10% del Producto Interno Bruto (PBI) para los sectores salud y educación; salirse de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y regular la libertad de expresión de los medios de comunicación. Eso sí tiene como referencias de gobierno a lo hecho por Evo Morales (Bolivia) y Rafael Correa (Ecuador).

Castillo ha dicho que no va gobernar con ese plan. Sin embargo, tampoco menciona cuáles serían sus propuestas si es elegido presidente en junio. Tampoco reveló quiénes son sus colaboradores. En el tema de alianzas solo se ha dado un acercamiento con otro sector de la izquierda que propuso a la ex congresista Verónika Mendoza. De ahí, no se dieron conversaciones con otros grupos políticos.

En el caso de Fujimori, quien intenta ganar la presidencia por segunda vez, hay indicios también cuestionables. Lo primero es que ella está siendo procesada por lavado de activos, obstrucción a la Justicia, fraude en procedimiento administrativo y falso testimonio. En marzo pasado, la fiscalía pidió 30 años de prisión para Fujimori. Si ganara la elección, la ex congresista quedaría absuelta del proceso hasta el 2026.

En lo que respecta a su campaña, Fujimori es muy débil a comparación del 2011 y 2016. Evidentemente, el proceso judicial que afronta provocó una disminución en su aceptación ante la opinión pública. Apeló al voto duro cultivado por su padre, el expresidente Alberto Fujimori, lo cual le permitió estar en la segunda vuelta. De momento, su discurso de esta decisiva instancia gira en torno a una lucha contra el comunismo que representaría Castillo. Hasta el momento no le ha funcionado.

En referencia a su plan de gobierno, Fujimori sí lo tiene. Pero presenta una serie de generalidades que, sin duda, no provocan un mínimo de confianza de que la situación mejore con ella en la presidencia. Además, presentó hace unos días a su equipo técnico que está compuesto por viejos cuadros del régimen fujimorista de los noventa con graves acusaciones por corrupción.

Respecto a las alianzas, la derecha se está agrupando en torno a la candidatura de Fujimori. Pero, además, viejos críticos de ella como el premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, le han expresado su respaldo público al considerarla como el 'mal menor' en estas elecciones. El gesto del afamado escritor, vale recalcar, golpeó un poco a la corriente del antifujimorismo que lo consideraba como su líder natural en los últimos años.

Bajo este panorama, mayo será un mes de decisiones. Castillo y Fujimori deben entender que recibirán un Perú en una grave crisis económica y sanitaria por la Covid-19. Más allá de las puyas, lo prioritario es que resalten más sus propuestas y así el elector decida su voto en las urnas.

 



17:19 México suma 237,954 muertes por COVID-19; se acumulan 2,726,160 contagios
17:13 Capturan a cinco presuntos miembros de grupo delictivo en Minatitlán
17:04 Entregan 500 mil pesos a cambio de armas en Veracruz
17:01 Esta laguna se volvió color rosa por la contaminación
16:56 Pochettino renueva con el PSG
16:46 Gobierno de Joe Biden cancela 2 contratos para construcción de muro entre EU y México
16:43 Hay que hacer del PRI un partido que proponga la transformación del país: Ulises Ruiz
16:21 Cruz Azul tendrá aficionados a pesar del Covid-19
16:19 Cierre de frontera entre México y EU afectará más a estadounidenses: Tatiana Clouthier
16:07 Conoce la historia de Sonia Mayra Pérez, una de las 100 mujeres más poderosas de México
15:55 ¿Buscas trabajo? Aquí están 5 consejos para encontrar uno después de graduarte
15:51 Con el aborto, diputados no solo aprueban el homicidio, sino que exponen a Veracruz al suicidio: Iglesia