NOTICIAS EN:
  Veracruz   |   Yucatán   |   Sinaloa   |   Aguascalientes   |   Villahermosa  
Twitter xeunoticias Twitter   Facebook xeunoticias Facebook   Youtube xeunoticias Youtube   Instagram xeunoticias Instagram
 
Noticias en imágenes
Sociedad en imágenes
Podcast
Opinión
Videos
Coronavirus
Directorio Comercial
Opinión
miércoles 27 de octubre del 2021 7:35 AM, Veracruz, México.
 
Portada / Opinión / Post
En la encrucijada

 16 may 2021
Por: Juan José Rodríguez Prats

Perfil del Autor

Juan José Rodríguez Prats

Semblanza
Juan José Rodríguez Prats es un abogado y político mexicano, miembro e ideólogo del Partido Acción ...

+ Lee más de su perfil


Opiniones Anteriores

A poco más de 20 días de la elección, puede afirmarse que las campañas políticas han sido, por decirlo con amabilidad, otra oportunidad perdida. Las tecnologías le dieron un giro al acercamiento entre candidatos y ciudadanos. El acto político prácticamente se diluyó debido a la pandemia. El discurso se tornó coloquial y bilateral. Ahora, quien antes escuchaba también habla y lo hace con coraje. El intercambio no ha sido para presumir ante una comunicación viciada.

Las alianzas, ciertamente necesarias, propiciaron una gran confusión. México requiere de claridad en las ideas. Nos hemos saturado de mitos y fantasías. Hay una excesiva especulación en todos los temas. Ha sido dañino creer que la imaginación en la política es una virtud, cuando en realidad provoca crasos errores que, desafortunadamente, provoca lesiones. Cada vez se arraiga más en mí la convicción de que lo más conveniente es recordar y no inventar. La memoria es el detonador más confiable para el cambio.

En todas las naciones se cierne una amenaza, el político que ofrece partir de cero. Todo se ha hecho mal y no conviene darle continuidad a nada. Son palabras que cimbran. Todos estamos inconformes con la situación actual, por lo tanto, es fácil excitarse con quien ofrece algo nuevo. La democracia es el sistema de la inconformidad y el desaliento, terreno fértil para la promesa fácil.

Un elemental ejercicio consistirá en qué conservar y qué cambiar. Si es lo segundo, con qué se sustituye. Grandes pensadores nos han dicho que a nuestra nación se le impuso artificialmente un pensamiento occidental ajeno a nuestra cultura y que ese choque no podía provocar más que la simulación y la mentira. Entonces, pues, si desde la Independencia las ideas de la Ilustración no han funcionado, ¿cuál es nuestra opción? Confieso mi impotencia para proponerla, sencillamente no la encuentro.

Al asomarnos a nuestra realidad más próxima, América Latina, se percibe una enorme desgracia. Cuba, Venezuela y Nicaragua regresaron al infierno y no se nota ninguna mejoría. El Salvador se encamina en esa nefasta ruta. Colombia, tradicionalmente sólida en su vida institucional, se descompone. Argentina, que va de un extremo al otro en su vida pública, cada vez profundiza más sus males. Brasil va a una elección en la que contenderán dos “jóvenes promesas”: Jair Bolsonaro y Lula da Silva. El dilema de Perú es de horror: una política corrupta que usufructúa una alcurnia y un populista sin la más remota idea de lo que es gobernar.

Ecuador, por escaso margen, libra la amenaza de un retorno al desorden. Uruguay, Chile y Costa Rica son la excepción. Una explicación es evidente: la madurez de su clase política. La responsabilidad para orientarse por la preeminencia del interés nacional. La institucionalidad para, a pesar de la alternancia de partidos, darle continuidad a lo que funciona. La persistente preocupación de no polarizar las contiendas por el poder, asimilando el respeto, la tolerancia, la convivencia armónica en la vida plural de la democracia. El asunto es de cultura política y del cumplimiento de la ley. El dilema es: república o desorden.

En el último tramo de nuestro proceso electoral, me temo que está sucediendo lo que me temía. Estoy involucrado como candidato a diputado federal. Mi discurso ha sido antipopulista. Señalo que los tiempos venideros serán difíciles, hay que prepararse. Ésa es mi poco atractiva oferta.

El presidente López Obrador está empecinado en conservar el poder a cualquier precio y está rodeado de colaboradores ineptos y deshonestos. El dirigente del partido en el poder, que no es más que un mandadero, es uno de los peores “líderes”, hasta donde mis entendederas alcanzan, que haya estado al frente de una organización política.

La lección es clara: retornemos a nuestra transición democrática. La transformación ya fracasó. Que por nosotros no quede

 



7:31 Calle destrozada en colonia El Coyol de Veracruz
7:22 Pitcher de Bravos se lesiona y se pierde la Serie Mundial
7:09 Muere sobreviviente de la bomba atómica de Hiroshima; tenía 96 años
7:06 Advierten riesgos por nuevo tope a comisiones de Afores
6:59 Bomberos apagan incendio en vehículo y encuentran dentro 6 cuerpos
6:58 Clubes del mundo se unen para apoyar a futbolista que se declaró gay
6:43 Senado da licencia a Gabriel García “para sumarse al Ejecutivo federal”
6:42 Jugador del Bayern se salva de ingresar a la cárcel
6:23 LMP: Sultantes triunfa ante los Yaquis
6:20 Informa SEP fechas del próximo megapuente
6:20 Cae canastilla de juego mecánico; reportan 4 lesionados (+Video)
6:19 LMP: Los Águilas regresa al triunfo frente a Naranjeros