<
NOTICIAS EN:
  Veracruz   |   Yucatán   |   Sinaloa   |   Aguascalientes   |   Villahermosa  
Twitter xeunoticias Twitter   Facebook xeunoticias Facebook   Youtube xeunoticias Youtube   Instagram xeunoticias Instagram
 
Noticias en imágenes
Sociedad en imágenes
Podcast
Opinión
Videos
Coronavirus
Directorio Comercial
Opinión
martes 17 de mayo del 2022 7:18 PM, Veracruz, México.
 
Portada / Opinión / Post
Transiciones trastocadas

 18 dic 2021
Por: Juan José Rodríguez Prats

Perfil del Autor

Juan José Rodríguez Prats

Semblanza
Juan José Rodríguez Prats es un abogado y político mexicano, miembro e ideólogo del Partido Acción ...

+ Lee más de su perfil


Opiniones Anteriores

Allá por los años 70 se empezó a hablar de una intensa transición de sistemas autoritarios hacia la democracia. Se percibía como el gran final de una larga disputa. El triunfo del Estado de derecho, la economía de mercado y la democracia liberal se llegó a bautizar como “el fin de la historia (Francis Fukuyama). El momento apoteósico fue la caída del muro de Berlín. El optimismo duró algunas décadas. Tal parece que la lucha por el poder y el alejamiento de la ética de la política ha sido, es y será un ingrediente ineludible en la historia.

Hay tres casos que me parecen de lo más relevante. España sintió un enorme vacío e incertidumbre a la muerte del dictador Francisco Franco. Juan Carlos I representaba la indefinición, pero pronto empezó a mandar señales alentadoras. Sin duda, su mayor acierto fue la designación de Adolfo Suárez como presidente del gobierno. Hábil operador político, convencido demócrata y con un arraigado sentido del deber, inició la transición. Una generación de políticos de diversa ideología alcanzó el consenso necesario para realizar el cambio. La clave estuvo en que sobre las ambiciones personales prevalecieron los principios, alcanzándose la concordia. Los avances empezaron a concretarse. Sin embargo, la propia democracia engendró una confrontación enconada. En 2011 surgió el Movimiento de los indignados que fue capitalizado por los extremistas. La vida pública se pulverizó y se polarizó. Hoy, con una monarquía que ha perdido su prestigio y honorabilidad, además con un nacionalismo exacerbado en varias entidades autonómicas, el sistema político español está en crisis.

Chile padeció una dictadura brutal durante 17 años. Mediante un plebiscito, ejemplo para toda América Latina, la oposición logró una amplia alianza. En las urnas, en 1988, se derrotó al dictador y se reinició la vida democrática. Al asumir la presidencia, Patricio Aylwin enunció tres principios que orientarían el gobierno del cambio: “Toda la verdad que aflore, toda la justicia que sea posible y hagamos un ejercicio de reconciliación”. Hubo notables avances. Al igual que España, no hubo grandes empeños en el ajuste de cuentas con el pasado. Lo urgente era crear un ambiente de entendimiento y civilidad. Hace dos años inició un extraño movimiento que ha intrigado a estudiosos al no ubicar sus causas y motivos. Los partidos que eran instituciones sólidas y con ideas claras se fueron disolviendo y apareció la polarización. El próximo domingo contienden dos candidatos extremistas: un expinochetista y un líder del partido comunista, consecuencia del movimiento social de protesta. Evoca la contienda una pesadilla, un retorno al pasado, un pueblo dividido y enconado.

En México, el PNR, abuelo del PRI, no se concibió como una solución final. Cada sexenio, hasta convertirse en el PRI, impulsó reformas. Se sabía una solución perentoria y desde los años 40, tres mexicanos ilustres, Luis Cabrera, Jesús Silva Herzog y Daniel Cosío Villegas, advirtieron el agotamiento de las tesis que habían motivado la Revolución Mexicana. Desde luego que se inició una transición hacia la democracia causada por muchos factores, entre otros, por los acuerdos entre el PRI y el PAN en 1988. Iniciaron las alternancias en todos los niveles. Hoy abundan los balances que prueban que los resultados no fueron los esperados. Señalo tres, en los que creo no se ha puesto suficiente énfasis.

1. Resquebrajamiento de la vida institucional. Nuevamente la pulverización y polarización que evitan avanzar y que envenenan las relaciones sociales.

2. La Constitución que nunca ha sido una auténtica norma jurídica respetada, respetable y nunca tan ostentosamente violada.

3. Un gobierno que prescinde de cuadros valiosos, de una burocracia experimentada.

Conclusión: la democracia es difícil de constituir.

 



19:13 ¡Todo un caos! Dan 'portazo' en América para comprar boletos (VIDEO)
18:56 Presidente de Guatemala anuncia que no asistirá a Cumbre de las Américas
18:52 Precio del Internet en México es más caro y la navegación más lenta: Experto
18:47 Atlante remodelará estadio en busca de poder ascender a Liga MX
18:44 Enfrentamiento entre Guardia Nacional y grupo criminal deja 3 elementos muertos, en Jalisco
18:40 Familia de Yesenia no ha sido informada sobre detención del presunto asesino, revela su hermano
18:23 Florian Thauvin listo para volver con Tigres
18:20 Reportan que suman decenas de crímenes por homofobia, sin detenidos
18:14 Antonio "N", no es feminicida de periodistas sino repartidor, advierten
17:45 Abogado atropella con su auto a ladrones que lo habían asaltado (+Video)
17:45 Congreso de Guerrero aprueba despenalizar del aborto
17:34 Temen por aparición de nuevas variantes de COVID-19 por brote en Corea del Norte