NOTICIAS EN:
  Veracruz   |   Yucatán   |   Sinaloa   |   Aguascalientes   |   Villahermosa  
Twitter xeunoticias Twitter   Facebook xeunoticias Facebook   Youtube xeunoticias Youtube   Instagram xeunoticias Instagram
 
Noticias en imágenes
Sociedad en imágenes
Podcast
Opinión
Videos
Coronavirus
Directorio Comercial
Opinión
viernes 7 de mayo del 2021 3:19 PM, Veracruz, México.
 
Portada / Opinión / Post
Respuestas a las crisis en nuestro país

 22 ene 2015
Por: Ramón de la Peña

Hace poco envié a mis colegas y amigos un mensaje en el que les pedía que me hicieran comentarios, pero sobre todo que propusieran soluciones a los problemas que tenemos en nuestro país: Inseguridad, ilegalidad, impunidad, corrupción, falta de muchos y muy bien pagados empleos, etcétera. A continuación les comparto para su meditación algunas de las respuestas que recibí. 

1. Estoy tan molesto con el gobierno como el que más; en forma personal y profesional esta gente me está costando enormemente… Cuestionarlos por supuesto que sí… ¿insultarlos? No gano nada… Mi dignidad es la que se mancha… Hay formas de hacer las cosas y rebajarnos a su nivel no es la solución… Son incompetentes, corruptos y patanes… También hay gente buena… Apliquemos firmeza en nuestras acciones pero con inteligencia… Organicémonos y actuemos como sociedad y como individuos preparados y decentes que somos.

2. Definitivamente la presión ciudadana constante, continua y persistente realizada tanto en forma individual como colectiva es hoy en día la única arma que tenemos los ciudadanos para lograr que los políticos y los gobernantes de todos los niveles y partidos se den cuenta de que son vigilados, observados y señalados públicamente, tal vez entonces empiecen a cambiar y a cuidar tanto las formas como el fondo de su manera de proceder.

También es cierto que somos pocos los que tomamos acción al respecto y de ahí la insolencia de la clase política en general, para ellos NO PASA NADA, es solo el reclamo de un dolido o un puñado de dolidos que además, la razón de fondo que ellos esgrimen, es que somos envidiosos porque queremos tener lo que ellos tienen y no podemos, ellos saben que lograron llegar a los bienes públicos para hacerlos en buena parte bienes privados para su beneficio, el beneficio de sus amigos, parientes y el beneficio del partido para que se siga manteniendo en el reparto privado de los bienes públicos, en beneficio de los que se avientan a estar dentro del estatus quo del manejo político heredado y creado para protegerse entre todos los que le entran a la corrupción y el tráfico de influencias.

Como buen ingeniero que eres, sabes perfectamente que la estructura del proceso condiciona el resultado que se obtiene, en los sistemas humanos la estructura orgánica del sistema produce los comportamientos y los compartimientos dan el resultado, si observamos que en el sistema político mexicano se obtiene un resultado indeseado generalizado de corrupción e ineficacia lo que hay que mover y cambiar es la estructura orgánica del sistema, los parches al sistema mal estructurado no producen más que una leve mejoría que en el siguiente momento produce un peor resultado constante

3. El Problema de México; Un Problema de Esclavitud

Desde tiempos inmemoriales, las diferentes sociedades humanas conocen el fenómeno del sometimiento del hombre por parte del hombre mejor conocida como: "La esclavitud".

Hoy como ayer, en la raíz de la esclavitud se encuentra una concepción de la persona humana que admite el que pueda ser tratada como un objeto. Hoy en pleno siglo XXI podemos observar tres causas de esclavitud:

a.- La Primera causa de Esclavitud es la pobreza, el subdesarrollo y  la exclusión, especialmente cuando se combinan con la falta de acceso a la educación o con una realidad caracterizada por las escasas, por no decir inexistentes, oportunidades de trabajo. Con frecuencia, las víctimas de la trata y de la esclavitud son personas que han buscado una manera de salir de un estado de pobreza extrema, creyendo a menudo en falsas promesas de trabajo, para caer después en manos de redes criminales que trafican con los seres humanos. Estas redes utilizan hábilmente las modernas tecnologías informáticas para embaucar a jóvenes y niños en todas las partes del mundo.

b.- La Segunda causa de la esclavitud es la corrupción de quienes están dispuestos a hacer cualquier cosa para enriquecerse. En efecto, la esclavitud y la trata de personas humanas requieren una complicidad que con mucha frecuencia pasa a través de la corrupción de los intermediarios, de algunos miembros de las fuerzas del orden o de otros agentes estatales, o de diferentes instituciones, civiles y militares. «Esto sucede cuando al centro de un sistema económico está "Don dinero" y no el hombre, la persona humana. Sí, en el centro de todo sistema social o económico, tiene que estar la persona, cuando la persona es desplazada y viene el "Don dinero" sucede esta trastocación de valores»

c.- La Tercera causas de la esclavitud son los conflictos armados, la violencia, el crimen y el terrorismo. Muchas personas son secuestradas para ser vendidas o reclutadas como combatientes o explotadas sexualmente, mientras que otras se ven obligadas a emigrar, dejando todo lo que poseen: tierra, hogar, propiedades, e incluso la familia. Éstas últimas se ven empujadas a buscar una alternativa a esas terribles condiciones aun a costa de su propia dignidad y supervivencia, con el riesgo de entrar de ese modo en ese círculo vicioso que las convierte en víctimas de la miseria, la corrupción y sus consecuencias perniciosas.

Debemos de hacer la siguiente Invitación:

En esta perspectiva, la invitación a cada uno, según su puesto y responsabilidades, es  a realizar gestos de fraternidad con los que se encuentran en un estado de sometimiento. Preguntémonos, tanto comunitaria como personalmente, cómo nos sentimos interpelados cuando encontramos o tratamos en la vida cotidiana con víctimas de estas formas de Esclavitud , o cuando tenemos que elegir productos que con probabilidad podrían haber sido realizados mediante la explotación de otras personas. Algunos se hacen la vista gorda, ya sea por indiferencia, o porque se desentienden de las preocupaciones diarias, o por razones económicas. Otros, sin embargo, optan por hacer algo positivo, participando en asociaciones civiles o haciendo pequeños gestos cotidianos –que son tan valiosos–, como decir una palabra, un saludo, un «buenos días» o una sonrisa, que no nos cuestan nada, pero que pueden dar esperanza, abrir caminos, cambiar la vida de una persona que vive en la invisibilidad, e incluso cambiar nuestras vidas en relación con esta realidad.

Debemos reconocer que estamos frente a un fenómeno mundial que sobrepasa las competencias de una sola comunidad o nación. Para derrotarlo, se necesita una movilización de una dimensión comparable a la del mismo fenómeno. Por esta razón, se requiere que todos los hombres y mujeres de buena voluntad, y a todos los que, de lejos o de cerca, incluso en los más altos niveles de las instituciones, son testigos del flagelo de la esclavitud contemporánea, para que no sean cómplices de este mal, para que no aparten los ojos del sufrimiento de sus hermanos y hermanas en humanidad, privados de libertad y dignidad.

4. No se me ocurre otra estrategia que trabajar en ese triple compromiso que te compartía el día de ayer en mi reflexión para sensibilizar y estimular las conciencias para combatir y erradicar la cultura de ese flagelo que nos destruye y que nos convierte en esclavos:

1.- Pobreza, el subdesarrollo y la exclusión. 

2.- La Corrupción 

3.- los conflictos armados, la violencia, el crimen y el terrorismo.

Y aquí los empresarios, los directores de escuelas, los dueños de empresas , las familias,  los Bárbaros,  todos...y cuando digo todos son todos… tenemos mucho que hacer, no solo los políticos.

Debemos de actuar como lo dijeron los Beatles en aquella canción de 1968:  

Dices que quieres una revolución

 Pero sabes

Todos deseamos cambiar al mundo

Me dices que es evolución

Pero sabes

Todos deseamos cambiar al mundo

Pero cuando hablas de destrucción

Sabes que no puedes contar conmigo

Dices que cambiaras la constitución

bien, sabes

A todos nos gustaría cambiar tu cabeza

Me dices que es la institución

Pero sabes

Mejor libera tu mente

Ese mismo contenido con otras palabras y en otra modalidad en 1816  lo expresó Don José Joaquín Fernández de Lizardi, el Pensador Mexicano en el Periquillo Sarniento: LO MAS IMPORTANTE ES EDUCAR, PERO EDUCAR CON EL EJEMPLO.

Saludos y espero sus comentarios 

  

 



15:11 Dólar interbancario cierra por debajo de los 20 pesos
15:06 Memo Cantú se va de FC Juárez
14:43 Tomás Goros vence al COVID-19 luego de estar intubado
14:42 Cuatro ex policías, acusados de violación de derechos civiles por asesinato de George Floyd
14:41 Babo revela que se implantó perlas en el miembro para satisfacer a su pareja
14:32 Modifican en Córdoba, Veracruz, los horarios en dos sedes de vacunación
14:27 Municipios de Veracruz contrataron deuda por más de 700 mdp en 2020
14:25 Hallan a ex agente de tránsito Rodolfo en una fosa
14:23 Docentes de UPAV no cobran desde enero, exigen a Cuitláhuac ponga orden
14:20 Rescatan a 57 migrantes en cuatro municipios de Veracruz
14:16 En mi pueblo han muerto 50 personas conocidas por COVID-19: Adulto en jornada de vacunación
14:14 Reportan desaparición de un hombre en Veracruz; ayúdale a volver